miércoles, 16 de abril de 2014

PASTEL DE MORAS

    PASTEL DE MORAS
    
    Regaláronme o libro "Repostería sin huevos ni leche"-Ilka Saager/Sonja Carlsson.  Ed. Everest.  Estou aprendendo un montón de cousas:  tipos de fariña de trigo que nin sabía que existían e outros ingredientes ata agora descoñecidos para min.


    Sempre hai algo que me chama a atención.  Neste caso foi unha torta á que lle din tantas voltas e na que pensei tanto que ao final non é como no libro, pero teño unha opción máis "sen ovo".  Os ingredientes que empreguei son os seguintes:
  • 1 iogur natural ( o meu era grego)
  • 4 culleradas de aceite de xirasol
  • 2 culleradiñas de azucre vainillado
  • 250 gr de fariña de trigo con fermento incorporado (a dos biscoitos)
  • 50 gr de fariña de améndoa
  • 300 gr de moras
  • 2 culleradas de auga
  • 1 cullerada ben chea de maicena.

    En primeiro lugar fixen a masa:  un iogur natural ao que lle engadín o aceite, 50 gr de azucre moreno, azucre vainillado, a fariña de trigo e a fariña de améndoa.  Amasei ben e cubrín un papel de forno que xa tiña cortado de acordo coa forma do meu molde (un redondo).

    Puxen a masa no molde tendo coidado de que os bordes queden altos:  a masa despois medra e o recheo tende a saírse.


    Para o recheo mesturei 75 gr de azucre moreno coas moras máis tres culleradas de auga e a cullerada de maicena e despois estireino sobre o fondo da masa.  Meter no forno quente a 180º durante 30 ou 40 minutos.

    Xa sei que non é tempo de moras, pero teño unha boa reserva no conxelador.  Hai un refrán que di:  "o que garda sempre ten".  Cando collades moras no verán-outono reservade unhas poucas para facer este pastel. 





    Me regalaron el libro "Repostería sin huevos ni leche"-Ilka Saager/Sonja Carlsson.  Ed. Everest.  Estoy aprendiendo un montón de cosas:  tipos de harina de trigo que ni sabía que existían y otros ingredientes hasta ahora descocidos para mi. 


    Siempre hay algo que me llama la atención.  En este caso fue una tarta a la que le di tantas vueltas y en la que pensé tanto que al final no es como aparece en el libro, pero tengo una opción más "sin huevo".  Los ingredientes son los siguientes:

  • 1 yogur natural ( el mío era griego)
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • 2 cucharaditas de azúcar vainillado
  • 250 gr de harina de trigo con levadura incorporada (la de los bizcochos)
  • 50 gr de harina de almendras.
  • 300 gr de moras
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharada bien llena de maicena.
    En primer lugar hice la masa:  un yogur natural al que le añadí el aceite, 50 gr de azúcar moreno, azúcar vainillado, la harina de trigo y la harina de almendras.  Amasé bien y cubrí un papel de horno que ya tenía cortado de acuerdo con la forma de mi molde (uno redondo).

    Puse la masa en el molde teniendo cuidado de que los bordes queden altos:  la masa después crece y el relleno tiende a salirse.


    Para el relleno mezclé 75 gr de azúcar moreno con las moras además de tres cucharadas de agua y la cucharada de maicena y después lo estiré sobre el fondo de la masa.  Meter en el horno caliente a 180º durante 30 o 40 minutos.

    Ya sé que no es tiempo de moras, pero tengo una buena reserva en el congelador.  Hai un refrán que dice:  "el que guarda siempre tiene".  Cuando cojáis moras en el verano-otoño reservad unas pocas para hacer este pastel.


lunes, 14 de abril de 2014

LUMACONI RECHEOS

    LUMACONI RELLENOS


    As veces as receitas de cociña poden ser froito da necesidade, pero tamén as hai que son froito da casualidade.


    Apetecíanme uns pementos do piquillo recheos así que preparei o recheo, pero ao abrir o bote dos pementos decateime de que non eran os apropiados:  confundira os botes e tiña un de pementos en tiras.  Desde logo non están os tempos como para tirar a comida e aproveitei uns lumaconi que tiña da receita anterior.
  • Lumaconi
  • 200 gr de queixo de untar
  • 1 lata de bonito
  • Un chisco de ourego
  • Pementos morróns para adornar

    Como xa tiña o recheo preparado cocín os lumaconi o tempo que indica no paquete (uns 15 minutos).  Preparar o recheo é algo moi sinxelo:  só temos que mesturar cun garfo o bonito e o queixo de untar ademais dun chisco de ourego.  

    Cando xa está cocida a pasta, retirámola, deixamos que arrefríe e enchémola axudándonos dunha culler de café (no meu caso) ou ben empregando unha manga pasteleira.  Púxenlles un anaco de pemento para adornar e demos conta deles.




    A veces las recetas de cocina pueden ser fruto de la necesidad, pero también pueden ser fruto de la casualidad.



    Me apetecían unos pimientos de piquillo rellenos así que preparé el relleno, pero al abrir el bote de los pimientos me di cuneta de que no eran los apropiados:  había confundido los botes y tenía uno de pimientos en tiras.  Desde luego no están los tiempos como para tirar la comida y aproveché unos lumaconi que tenía de la receta anterior.
  • Lumaconi
  • 200 gr de queso de untar
  • 1 lata de bonito
  • Una pizca de orégano
  • Pimientos morrones para adornar

    Como ya tenía el relleno preparado cocí los lumaconi el tiempo que indica en el paquete (unos 15 minutos).  Preparar el relleno es algo muy sencillo:  sólo tenemos que mezclar con un tenedor el bonito y el queso de untar además de una pizca de orégano.
    
    Cuando ya está cocida la pasta, la retiramos, dejamos que enfríe y la rellenamos ayudándonos de una cucharilla de café (en mi caso) o bien usando una manga pastelera.  Les puse un trozo de pimiento para adornar y no dejamos ni uno.
    

lunes, 7 de abril de 2014

LUMACONI RECHEOS GRATINADOS

    LUMACONI RELLENOS GRATINADOS


    O que son as cousas.  Isto de escribir un blog fai que lle dea moitas voltas ás palabras.  Moitas veces cando non sabemos a palabra apropiada para expresar un sentimento, unha cousa ou unha acción botamos man doutro idioma (neste caso o castelán), collemos a palabra, metémola no medio da nosa conversa e quedámonos tan tranquilos, como se non tivera pasado nada.  Iso pasábame a min coa palabra "espolvorear" ata que buscando nun dicionario, atopei a palabra "polvoriñar" moito máis axeitada co que eu quería expresar.

    E deixando a un lado os pensamentos lingüísticos, imos coa receita.


    Os lumaconi  son un tipo de pasta seca que se pode preparar rechea de moitas maneiras.  É unha maneira de facer un prato distinto aínda que non varíen moito os ingredientes.


    Son bastante grandes; con cinco ou seis por persoa pode ser suficiente.  Dado que neste prato van ademais cubertos de bechamel e queixo relado, o estómago nos dirá deseguida que está cheo.
  • Lumaconi
  • 3 culleradas de aceite de oliva
  • 1 cebola
  • 1/2 pemento vermello
  • 1 lata grande de bonito
  • Un chisco de sal
  • Salsa de tomate
  • 1 cullerada de manteiga ou margarina
  • 1 cullerada de fariña
  • 1/2 litro de leite
  • Noz moscada
  • Queixo relado

    Cocemos os lumaconi o tempo que indica o paquete (uns 14 minutos).  Escorremos, arrefriamos e reservamos.


    Nunha tixola douramos a cebola ben picadiña cun chisco de sal.  Aos cinco minutos engadimos o pemento picado tamén en anacos pequenos.  Cando estea brando retiramos, escorremos o aceite e engadimos o bonito escorrido.  Remexemos e con esa mestura enchemos os lumaconi (eu axudeime dunha culler de café).

    Nunha fonte apropiada para ir ao forno, co fondo cuberto de salsa de tomate, colocamos os lumaconi.


    Facemos a salsa bechamel coa margarina, a fariña, o leite e un chisco de noz moscada.  Cubrimos a pasta, polvoriñamos con queixo relado e gratinámolos.  Podemos acompañalos dunha boa ensalada.  Bo proveito.



     Los que me leen en castellano no sé si me van a entender.  A ver si me explico bien.

    Esto de escribir un blog hace que le de muchas vueltas a las palabras.  Muchas veces cuando no sabemos la palabra apropiada para expresar un sentimiento, una cosa o una acción echamos mano de otro idioma (en este caso el castellano), cogemos la palabra, la metemos en el medio de nuestra conversación y nos quedamos tan tranquilos, como si no hubiera pasado nada.  Eso me pasaba a mi con la palabra "espolvorear" hasta que, buscando en un diccionario, encontré la palabra "polvoriñar" mucho más adecuada a lo que yo quería expresar.


    Y dejando a un lado los pensamientos lingüísticos, vamos con la receta.
     
    Los lumaconi son un tipo de pasta seca que se puede preparar rellena de muchas formas.  Es una manera de hacer un plato distinto aunque no varíen mucho los ingredientes.

    Son bastante grandes; con cinco o seis por persona puede ser suficiente.  Ya que en este plato van además cubiertos de bechamel y queso rallado, el estómago nos dirá enseguida que está lleno.

    
  • Lumaconi
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 lata grande de bonito
  • Una pizca de sal
  • Salsa de tomate
  • 1 cullerada de manteiga ou margarina
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 litro de leche
  • Nuez moscada
  • Queso rallado

    Cocemos los lumaconi el tiempo que indica el paquete (unos 14 minutos.  Escurrimos, enfriamos y reservamos.
    

    En una sartén doramos la cebolla bien picada con una pizca de sal.  A los cinco minutos añadimos el pimiento picado finamente.  Cuando esté blando retiramos, escurrimos el aceite y añadimos el bonito también sin aceite.  Removemos y con esta mezcla rellenamos los lumaconi (yo eché mano de una cucharilla de café).

    En una fuente apropiada para el horno, con el fondo cubierto de salsa de tomate, colocamos los lumaconi.
    

    Hacemos la salsa bechamel con la margarina, harina, leche y una pizca de nuez moscada.  Cubrimos la pasta, espolvoreamos con queso rallado y gratinamos.  Podemos acompañarlos de una buena ensalada.  Buen provecho.


    

domingo, 6 de abril de 2014

ANCHOA E QUEIXO

    ANCHOA Y QUESO


    Para receita sinxela, esta.  Nin sequera hai que cociñar.  Iso si, se temos alérxicos ao ovo debemos ter en conta o queixo que empregamos.  O queixo leva un compoñente do ovo, a lisozima, que actúa como conservante, pero podemos atopar algúns queixos que prescinden dela.
  • Queixo en tacos
  • Anchoas
    Non hai máis que abrir a lata de anchoas, escorrer o aceite e cortalas á metade.  Envolvémolas e cravámolas cun escarvadentes sobre o queixo que xa teremos cortado en taquiños.

    Se queremos adornar o prato podemos engadir unhas tiras de pemento morrón.

    Como xa vos imaxinades o sabor é un pouco forte e salgado.  Coidado coa tensión.



    Para receta sencilla, esta.  Ni siquiera hay que cocinar.  Eso sí, si tenemos alérgicos al huevo debemos tener en cuenta el queso que usamos.  El queso lleva un componente del huevo, la lisozima, que actúa como conservante, pero podemos encontrar algunos quesos que prescinden de ella.

  • Queso en tacos
  • Anchoas
    
    Es muy simple:  abrimos la lata de anchoas, escurrimos el aceite y las cortamos a la mitad.  Las enrollamos y clavamos con un palillo sobre el queso que ya tendremos cortado en taquitos.

    Si queremos adornar el plato podemos añadir unas tiras de pimiento morrón.

    Como ya os imagináis el sabor es un poco fuerte y salado.  Cuidado con la tensión.



    
    

sábado, 29 de marzo de 2014

MUFFINS CON MORAS

    MUFFINS CON MORAS


    Foi abrir o conxelador e pensar:  "de moras?  Por que non?"  Se me saíron os muffins de chocolate agora podo intentalo con moras.


    A miña dúbida:  déixoas  desconxelar ou bótoas recién sacadas do conxelador?  Como non estaba convencida collín o camiño do medio:  saqueinas do conxelador unha media hora antes de engadirllas á masa.  Os ingredientes foron máis ou menos os mesmos:

  • 275 gr de fariña con fermento incorporado
  • Un chisco de sal
  • 150 gr de azucre
  • 75 cl de leite
  • 50 gr de moras
  • 125 gr de manteiga
  • 1 culleradiña de azucre vainillado

     En primeiro lugar mesturamos a fariña co sal.  Noutro recipiente facemos o mesmo cos azucres, o leite e a manteiga  fundida.  Neste caso empreguei un batedor de variñas.  Engadimos este batido á mestura anterior dándolle voltas cunha culler de madeira.  Incorporamos tamén as moras con moito coidado pois poden desfacerse se removemos demasiado.  




    Enchemos os moldes (ata 3/4) e metemos no forno a 180º durante 20 ou 25 minutos.


    A verdade é que quedan máis esponxosos pero cunha cor azul e verde que fixo que as miñas fillas os consideraran apropiados para celebrar o Halloween e mandáronme gardar a receita para esa ocasión.





    Abrí el congelador y pensé:  "¿de moras? ¿Por qué no?  Si me salieron los muffins de chocolate ahora puedo intentarlo con las moras.



    Mi duda era la siguiente:  ¿las dejo descongelar o las echo recién sacadas del congelador?  Como no estaba convencida cogí el camino del medio:  las saqué del congelador una media  hora antes de añadirlas a la masa.  Los ingredientes fueron más o menos los mismos.


  • 275 gr de harina con levadura incorporada
  • Una pizca de sal
  • 150 gr de azúcar
  • 75 cl de leche
  • 50 gr de moras
  • 125 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado

    En primer lugar mezclamos la harina con la sal.  En otro recipiente hacemos lo mismo con los azúcares, la leche y la mantequilla fundida.  En este caso empleé un batidor de varillas.  Añadimos este batido a la mezcla anterior dándole vueltas con una cuchara de madera.  Incorporamos también las moras con mucho cuidado pues pueden deshacerse si removemos demasiado.   


  
    Llenamos los moldes (hasta 3/4) y los metemos en el horno a 180º durante 20 o 25 minutos.

    La verdad es que quedan más esponjosos pero con un color azul y verde que hizo que mis hijas los consideraran más apropiados para celebrar Halloween y me mandaron guardar la receta para esa ocasión.